cabecera noticias

Copcisa, Acciona, Sacyr y Ferrovial, empresas asociadas a la Cámara Oficial de Contratistas de Obras de Catalunya, construirán los accesos al puerto

Copcisa, Acciona, Sacyr y Ferrovial construirán los accesos al puerto

ADJUDICACIÓN DE 130 MILLONES/ La APB confía que este mismo otoño se inicien las obras de la esperada autovía, que tendrá diez kilómetros y enlazará el Cinturón Litoral con la terminal de contenedores Best

A.Zanón. Barcelona

Un consorcio integrado por Acciona, Sacyr, Ferrovial y la catalana Copcisa se encargará de la construcción de los accesos viarios al Puerto de Barcelona. Se trata de una autovía específica para absorber el tráfico de camiones que genera Best, la terminal del Muelle Prat explotada por el grupo chino Hutchison gracias a la ampliación al sur del Puerto de Barcelona.

Las obras se han adjudicado por 130 millones de euros, según han informado fuentes conocedoras del contrato. Este importe supone una baja del 9% sobre el precio de licitación, que era de 143,93 millones de euros; en ambos casos, se trata de cantidades sin IVA. El presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona (APB), Sixte Cambra, explicó en una reciente entrevista en la Xarxa que la intención era comenzar las obras durante el mes de octubre, una vez realizada la adjudicación. Aunque no existe un calendario cerrado, se prevé que la autovía tenga un plazo de ejecución de dos años y medio.

Al concurso se presentó la empresa Aldesa –en solitario– y cinco consorcios. Además del grupo ganador, concurrieron FCC, OHL, Copisa y Benito Arnó; San José, Vías y Construcciones, Corsam Corviam y CRC Obras y Servicios; Azvi Assignia, Conacon y Rubau; y Dragados (ACS), Comsa Emte y Acsa.

En septiembre de 2013 se inauguró la primera ampliación del Muelle Prat, para la que se han invertido unos 300 millones de euros. En paralelo, se deberían haber construido los accesos definitivos en carretera y en ferrocarril.

Hutchison ya ha comenzado la segunda fase de ampliación de Best, a la que dedicará otros 200 millones de euros, aproximadamente. La APB no ha ocultado su malestar por el retraso del Ministerio de Fomento para comenzar unas obras que considera imprescindibles.

Frente a unos accesos que inicialmente iban a superar los 400 millones de euros, finalmente se ha optado por una solución más modesta –en torno a los 300 millones de euros–, pero más adecuada para un contexto con presupuestos más ajustados.

La autovía que construirá el consorcio de Copcisa y que será pagada por el Estado consta de diez kilómetros, con dos calzadas, cada una de dos carriles. El primer tramo es la construcción de un carril en las dos calzadas de la Ronda Litoral desde el cruce con la A-2 hasta el nuevo enlace de L’Hospitalet.

El segundo tramo es la autovía propiamente dicha hasta el crucero con la autovía C-31, y el tercero, un viaducto desde la C-31 que salvará la Zona Franca del Puerto y que discurrirá por el antiguo cauce del Llobregat. El puente más largo tendrá 1.611 metros. Los accesos por carretera incluyen, además, 19,89 millones para expropiaciones.

Una vez desencallada la autovía, falta por adjudicar el enlace ferroviario, una obra con un presupuesto de 108 millones de euros que serán sufragados a partes iguales por el Estado y por la APB. Este ramal tendrá una sola vía –algo que la APB ve insuficiente a largo plazo– y aprovechará parte del recorrido de Ferrocarrils (FGC).

Esta operación será un poco más compleja, ya que la APB sólo puede invertir dentro de su dominio. Para ello, tendrá que ampliar en 32 hectáreas el espacio incluido en el recinto portuario, un paso que ahora se encuentra en información pública.

Log in

feedback
x